lunes, 9 de julio de 2012

Telefonia movil por satelite


Establecer un sistema de cobertura global no es, una tarea fácil. Así pues, dependiendo del modo de funcionamiento que elija, el utilizador puede hacer las llamadas por satélite; por GSM (cuando disponible) o dejar el aparato escoger la mejor solución. Cuando hace una llamada con base en la red por satélite, el móvil contacta con el artefacto espacial más próximo que orienta la llamada, en función del caso, directa o indirectamente por intermedio de uno o más satélites de la misma constelación, para un Gateway (estación de rastreo) en el suelo. El Gateway se encarga de inserirla en la red por cables convencionales.

Los teléfonos satelitales están diseñados para comunicarse en áreas remotas, donde la infraestructura de telecomunicaciones es limitada o inexistente. Ejemplos de ello son montañas, zonas de recreación alejadas, vuelos interoceanicos, mar abierto, casas de descanso, etc. Asimismo son de gran ayuda en situaciones de desastre donde la infraestructura de comunicaciones convencionales han sufrido daños. En casos como los terremotos de Chile 2010 fueron de particular utilidad y se recibieron donaciones de ayuda por parte de organismos como la OEA y empresas privadas.

Los teléfonos satelitales generalmente se entregan con una numeración que incluye un código de país especial. Por ejemplo, los teléfonos satelitales de Inmarsat cuentan con el código +870, mientras que los teléfonos satelitales Iridium cuentan con el código +8816.
 Algunos sistemas de telefonía satelital cuentan con códigos de país de acuerdo a la estación terrena que utilicen, como en el caso de Globalstar y Thuraya.

El teléfono satelital más reciente es el IsatPhone Pro de Inmarsat el cual comenzó su servicio global en junio del 2010. Incopora un GPS, una batería de Ion-Litio de hasta 100 horas en espera, servicios Bluetooth y es el teléfono satelital más robusto contando un grado de protección IP 54.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada